Noticias

El 20 de Noviembre se celebra el Día Universal del Niño, que conmemora la aprobación por la Asamblea General de la ONU de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 20 de Noviembre en 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia (194 Estados).

Este es un Día dedicado a todos los niños y niñas del mundo, donde se celebran los avances conseguidos, pero también se llama la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos, se dan a conocer los derechos de la infancia y se trata de concienciar a las personas de la importancia de trabajar día a día por el bienestar y desarrollo de los niños y niñas. La Convención aportó una nueva visión de los niños como sujetos de derechos, que antes no existía, reconociendo el derecho de todos los menores de 18 años, sin distinción de raza, sexo, religión o procedencia, a un nivel de vida adecuado, lo que implica una nutrición, educación y protección adecuadas.

Los 54 artículos de la Convención recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños y se basan en cuatro principios fundamentales:

No discriminación: todos los niños tienen los mismos derechos

Interés superior del niño: cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño

Derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo: todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado

Participación: los menores de edad tienen derecho a ser consultados sobre las situaciones que les afecten y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta

La Convención determina las obligaciones y responsabilidades de padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores y de los propios niños y niñas. De manera muy significativa, establece la obligación de los Estados de adoptar todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos en la Convención.

Desgraciadamente es de todos conocido que, a pesar de esta Convención y de las leyes nacionales que protegen los derechos de la infancia, millones de niños en todo el mundo viven en situaciones de pobreza, sin hogar, sin protección jurídica, sin acceso a la educación, en situaciones de abandono o afectados por enfermedades prevenibles, por conflictos o desplazamientos forzados, sin esperanza. Sin ir más lejos, en nuestro país, todo los indicadores nos señalan como a consecuencia de la crisis y de la reducción de los servicios de protección social, la pobreza infantil ha aumentado gravemente en los últimos años, y cada vez hay más familias en situación de vulnerabilidad y en riesgo de exclusión social.

De esta manera, en este Día, desde la Fundación queremos recordar a la ciudadanía que los niños son el colectivo más vulnerable y que más sufre las crisis y los problemas del mundo. Os animamos a sumaros a esta Conmemoración internacional y recordarles a los líderes políticos de sus responsabilidades con la infancia.