Noticias

A comienzos de 2017 hemos tenido una buena noticia en cuanto a la conciliación. Sin embargo, todavía es insuficiente y llega con seis años de retraso. Por fin se ha ampliado el permiso de paternidad a cuatro semanas, respecto a las dos que disponían hasta el momento.

La conciliación parece que vuelve a la escena política seis años después. En los Presupuestos Generales se han destinado 235 millones de euros para destinarlo al aumento del permiso de paternidad. ¿Es el primero paso para un digna conciliación?

Hay organizaciones como la PPiiNA (Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción) que valoran como “insuficiente” este aumento a cuatro semanas. Desde esta asociación reclaman que los permisos de maternidad y paternidad sea”“intransferibles, de igual duración, con el mismo periodo obligatorio y pagados al 100%”

A modo de resumen, es un primer paso para una conciliación digna y efectiva. Sin embargo, está muy lejos de lo que todavía esperamos. Una desigualdad tan grande entre ambos periodos implica que el padre no pueda dedicar el mismo tiempo que la madre a estar con su bebé. Y por su parte, la mujer no puede conciliar como es necesario su carrera profesional con su vida familiar y personal.